Después de compartir habitaciones de hotel diminutas y sufrir camas supletorias, disfrutar de este apartamento con Tomás y Juan fue un auténtico lujo. Ya sabéis que los números impares no suelen encajar del todo bien, salvo en las filas de los aviones, así que la opción de un piso en el centro de la ciudad es más que aconsejable. Toma nota de nuestra elección en Oporto.

Además, si eliges uno de los apartamentos de Look at Me, tendrás la suerte contar con un casero que conoce la ciudad al dedillo. Se llama Tiago y, a nosotros, nada más llegar, nos trazó una ruta para los tres días que teníamos previsto estar en Oporto. Si piensas recorrerla de parte a parte, aquí puedes reservar online tu Porto Card, una tarjeta para moverse libremente en los transportes públicos de la ciudad.