Hasta ahí todo normal. Lo habitual en Argentina es que las letras de los cánticos sean ingeniosas y, sobre todo, pasionales. Suelen hablar de «alentar hasta morir», «te seguiré queriendo hasta en el cielo», «estaré con vos hasta el cajón» y todas esas cosas que uno piensa cuando siente mucho unos colores. Lo llamativo es que el cántico que entona la hinchada de Independiente al completo se produce en el minuto 85 de partido con 0-4 en el marcador. ¿Es para vivirlo en directo o no? Fidelidad, entrega y devoción incluso en la derrota más estrepitosa. Si nunca has estado en una cancha argentina, no deberías perder más tiempo.