Estar en un mini piso potencia la creatividad. De repente, te ves sin horno y con sólo dos fogones. Los pies de la cama te dan al salón, tienes que entrar al baño de perfil pero en tu sofá de dos plazas caben los de siempre. No son los metros lo que cuenta, sino los decibelios que puedan soportar tus cristales al gritar gol. Eso es precisamente lo que me pasó el año pasado en Madrid. El piso era una maravilla, iba caminando a todas partes, los árboles del barrio me tapaban el ladrillazo, pero la cocina tenía un ouch! No había horno y, sin horno, no había pizzas. Y, sin pizzas, no había noches de fútbol. Y así es como nació la pizza sin horno.

Si tú tampoco tienes horno y te tiras de los pelos en cada previa sin olor a mozzarella, apunta esta nueva receta de #fútbolEATis porque te voy a dar la solución para que rueden las pizzas el día de partido.

 

Marta Simonet te cuenta cómo hacer pizza en la sartén
Marta Simonet te cuenta cómo hacer pizza en la sartén

 

LOS INGREDIENTES

Prepara los ingredientes que vas a poner sobre la masa. Si hay alguno que necesite más tiempo de cocción (carne, pescado..) sofríelo y resérvalo. Yo lo he hecho con el salmón para que, una vez sobre la masa, no soltara jugo y la reblandeciera. El resto de los ingredientes: tomate cherry, cebolla morada, brócoli y dátiles simplemente los he cortado y los he reservado.

 

LA SALSA

Depende de los ingredientes que hayas decidido ponerle a tu pizza, le irá mejor una salsa u otra. Barbacoa, tomate, carbonara… Yo para esta he preparado una salsa de eneldo que no me ha llevado más de un minuto al microondas. Vierte en un cuenco medio brik de nata para cocinar, un puñado de eneldo y un chorrito de soja. Mézclalo y caliéntalo en el microondas durante un minuto.

 

LA MASA

He hecho pizza con masa casera alguna vez, pero este no ha sido el caso. He utilizado una masa fresca y cruda que compré en Supercor. En cualquiera de los dos casos (hagas la masa o la compres cruda) se cocina de la misma manera. Calienta una sartén (temperatura máxima) del tamaño de la base de tu pizza, con la tapa puesta durante cinco minutos. Levanta la tapa y coloca sobre la sartén la base de tu pizza, vuelve a ponerle la tapa, baja la temperatura a la mitad y deja que se cocine durante cinco minutos. Es el momento de levantar la tapa, comprobar que está dorada, darle la vuelta y dejarla tapada durante cinco minutos. Ahora levanta la tapa, vuelve a darle la vuelta a la masa, vierte la salsa y coloca todos los ingredientes que has reservado encima. Vuelve a tapar la sartén y deja que se caliente todo junto, se funda el queso (si le has echado) y se mezclen los aromas y sabores durante 3 o 4 minutos.

En 18 minutos tienes una pizza hecha en la sartén lista para acompañar como se merece la salida de los jugadores al campo. ¡El resto será cosa del destino!