Sucedió precisamente en La Bombonera -la cancha donde vivió sus años de gloria defendiendo la portería de Boca Juniors- mientras jugaba para Olimpo de Bahía Blanca. Entonces contaba con 41 años y, después de 24 en activo, decidió afrontar la recuperación de su grave lesión de rodilla aún como futbolista en lugar de colgar definitivamente las botas. Así que se puso manos a la obra y, superado el trance, logró disputar una última temporada en la Primera división uruguaya guardando la meta del Tacuarembó.

Elegimos un rincón de Baires, el excelente local que el Mono Montoya regenta en el centro de Madrid, para repasar los 26 años de trayectoria del ‘Mono’ Navarro Montoya, desde que debutó con 18 años en Vélez Sarsfield (donde coincidió una temporada con el Virrey, Carlos Bianchi), pasando por los años gloriosos de Boca hasta llegar a su etapa en la Liga española. Aunque jugó para equipos con pocas aspiraciones (Extremadura, Mérida y Tenerife), confiesa que estuvo a punto de fichar por el Barcelona de Johan Cruyff… Ahora mira al futuro desde la perspectiva del banquillo y con el bagaje de 26 años como profesional. Algo tendrá que decir, ¿no?